Arrollado de Jamón y Queso con masa para tarta, se trata de una propuesta diferente donde une a dos platos.

La masa para tarta de hojaldre con ingredientes para pizza, todos en un arrollado crocante y lleno de sabores. Lo hace ideal para formar parte de un aperitivo distinto y muy tentador, también como plato de entrada, sin duda es la mejor opción para una ocasión especial.

 

Además, se trata de una receta que acepta variantes a gusto personal. Por lo cual, podemos agregarle los ingredientes que más nos guste.

Una receta fácil y sencilla de preparar en casa, no requiere de mucho tiempo y es muy recomendable para la vianda del trabajo.

A continuación los ingredientes que vamos a necesitar y todo el procedimiento:

Ingredientes
1 Masa de hojaldre
100 gr. de Jamón cocido
100 gr. de Queso Mar del Plata (en fetas)
1 Tomate (grande)
100 gr. de Aceitunas
c/n de Orégano
1 Yema de huevo
Preparación
Comenzamos poniendo la masa hojaldrada en la mesada o mesa y la extendemos con la ayuda de un palo de amasar, la idea es extender los suficiente para tenerla en forma de rectángulo.
Luego comenzamos con el relleno, primero acomodamos las fetas de jamón cocido y queso, intercalando las capas hasta completar. Esto servirá de base del arrollado.
Paso siguiente, cortamos el tomate en rodajas, más bien finitas y las aceitunas en láminas también finas. Cuando cortamos finas las rodajas el sabor de los ingredientes se esparcirá.
Seguidamente le agregamos los ingredientes por encima del jamón y queso, con una espátula lo distribuimos de modo parejo.
Para terminar, espolvoreamos con orégano a gusto.
Finalmente, llego el momento de enrollar despacio la masa hojaldrada con el relleno completo. Recordemos que lo podemos ayudar con papel film o papel manteca.
Ahora pasamos el arrollado a la bandeja para horno, pero nos aseguramos de dejar la parte del cierre para abajo. De manera tal, que a la hora de darle cocción no se abra.
Como toque final pincelamos con la yema de huevo, antes de llevarlo al horno.
Pre-calentamos el horno a 180º C, e introducimos la bandeja hasta que se dore el arrollado y el queso se funda en su interior.
Lo retiramos del horno y dejamos que se enfríe a temperatura ambiente antes de servir.
¡Una vez que se hay enfriado, lo cortamos en rebanadas y listo para servir y degustar!
Trucos y Consejos
Recordemos que esta receta nos permite probar muchas variantes, por lo que podemos añadir a la receta más muzzarella, también podría ser panceta, huevo cocido, entre otras opciones.
Una sugerencia muy conveniente, es no utilizar ingredientes líquidos en el relleno, de lo contrario se va a humedecer demasiado la masa que está cruda y se nos complicará la cocción.
Tengamos presente que también podemos prepararlo con un día o más de anticipación.
Otra recomendación, se puede congelar pero sin el relleno y además debemos colocar papel de hornear por en medio.

COMPARTIR AHORA:

Add a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *