Ciertas partes del cuerpo puede mancharse por el uso inadecuado de desodorantes, el exceso de afeitado, el sol o la pigmentación misma.

Algunas partes de nuestro cuerpo como las axilas, los codos y las rodillas suelen mancharse por el uso de productos de belleza, el sol o la pigmentación misma de la epidermis.

Para tener una piel sana y blanca lo ideal es tratar esos sectores con mucha delicadeza y cuidado.

Las axilas se manchan por utilizar de manera inadecuada desodorantes con mucho alcohol, el exceso de afeitado, el uso prolongado de cremas depilatorias, o la acumulación de células muertas en la piel.

Las rodillas y codos se deterioran y oscurecen por la acción de apoyarlos sobre superficies que los ensucian.

COMPARTIR AHORA:

Add a Comment

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *